2 de junio de 2006

NO HAY "MAL MENOR": SON DOS PROGRAMAS, DOS VISIONES


Dos propuestas de izquierda en contienda. La de un nacionalismo curioso pero legítimo, encabezado por un militar (entonces, es deducible qué tipo de nacionalismo es: militarista). Y la del viejo partido fundado por Haya de la Torre (que cuando gobernó lo hizo peor que los gobiernos militaristas y dictatoriales).

En cuanto a programas, es justo reconocer que el nacionalismo de Humala ha ido construyendo un plan de gobierno, aderezado de propuestas extremas (su lado positivo) pero a la vez confrontacionales (su lado negativo); en sus filas, hay que decirlo siempre, predominan los improvisados y aventureros (que otros llamarían "nuevos líderes", renovación de la clase política).

El aprismo posee un plan más coherente, liderazgos definidos y sectoriales. Pero, su paso bamboleante por la historia nacional es su peor carta de presentación: alianzas contra natura, denuncias de corrupción y abuso de los derechos humanos.


Pero.

Toda agrupacion política, incluidas las que lanzaron a los candidatos más honestos y preparados para gobernar, tienen en su seno militantes honorables y también militantes mediocres y corruptos. Así es la política. No caigamos en el infantilismo de considerar que en un lado están los que hacen las cosas "a la buena" y en el otro los que hacen "a la mala".


NO HAY "MAL MENOR" SON DOS PROGRAMAS. Razonar así es evolucionar en política. El domingo votaremos por una Visión de país, así de simple pero a la vez de profundo y trascendental.

3 comentarios:

Juan Lapeyre dijo...

Cierto. Y cada programa implica una visión de país. Y una visión de mundo, de cómo deben hacerse las cosas. Ahí es donde me preocupo. Justamente en el trasfondo social de cada visión de mundo, en su forma de comunicarse e interactuar con los otros, en su forma de atraer y crear relaciones sociales. Tal vez uno se cuide de las "formas" democráticas y el otro no. Pero esas "formas" son importante porque le dan sostenibilidad a una relación social. No se puede construir haciéndose de enemigos en cada esquina, sino convocando y sabiendo convocar. Anoche vi a Cecilia Valenzuela y Susana Villarán en un debate imposible. Cada una argumentaba y argumentaba: la primera, "da tu voto responsable", la segunda "vota en blanco o viciado". Pero para cada una el voto significaba algo distinto: para Valenzuela, el voto es una manera de ejercer tu poder (la fracción que nos toca), para Villarán, el voto es una forma de expresar su posición. Evidentemente nunca iban a ponerse de acuerdo, porque para Valenzuela es lícito votar por alguien en quien no crees, porque le das el poder de hacer en tu nombre. En cuanto a mí, el voto no es ni uno ni otro, es simplemente un mecanismo para que seleccionar al que va a gestionar el aparato estatal. No damos poder con eso, sólo es una opinión de marketing, dentro de una lista pre-definida. En fin, cambiaremos mu paso a paso. Gracias.

Eland Vera dijo...

Gracias a ti. Me agrada eso de ir más allá de vision de país y entrar a la visión de hombre, de sociedad, de tipo de sociedad que se quiere construir para nosotros y para los que vendrán

Anónimo dijo...

Hola. di una pequeña lectura pero por partes me interezo ver la coyuntura altual por ese lado, pero por que no verlo mas ampliamente y ver la ambicion de los dos partidos politicos que estan dia a dia atacandose. pero solo digo esperemos el domingo y veremos que pasa despues de escuchar losprimero sondeos, la reaccion de UPP.

SUerTE, Feliz 06-06-06, dicen que es el fin del mundo. pero igual bye bye