16 de noviembre de 2005

El efecto Pigmalión: De veras... ¡ somos lo que pensamos !


En la línea de mis post anteriores ¡¡¡¿Qué esperas?!!! Libérate de la caverna glo-cal (01-11-2005) y Somos prometeos en un mundo glo-cal (24-10-2005) nuevamente expreso mi concepción de la comunicación, el desarrollo, la educación y la existencia. Esta vez con el Mito de Pigmalión y su consecuente uso contemporáneo.
Cuenta la historia que Pigmalión, escultor y rey de Chipre, deseoso de encontrar la mujer perfecta decidió entregar todo su fuego interno al acto de esculpir una fémina insuperable; concluida la obra se enamoró de ella, a la que llamó Galatea. Tanto fue su amor que la diosa Afrodita lo premió otorgándole la vida a Galatea. Hasta ahí la historia, pero ¿Qué es el "efecto pigmalión"?


1. El experimento Rosenthal nos lleva a entender un poco. Fue un día que Rosenthal seleccionó un grupo de alumnos, los llevó donde un profesor con la inusual aclaración "estos chicos son unos genios, obtendrán las mejores calificaciones". Bueno no eran más que simples muchachitos.
Pero ¡oh, sorpresa! al final del curso mejoraron 4 puntos su coeficiente intelectual. ¿Magia?
¿Suerte? ¿Milagro? ¿Autosugestión?
2. A eso se llama Profecía Autocumplida: las expectativas positivas (o negativas) que vienen de fuera (padres, maestros, jefes, líderes) impactan decididamente sobre nosotros.
3. Tenemos lo que esculpimos con nuestra influencia... o somos lo que nos decimos que somos... o lo que nos dijeron que somos (...?)
4. Es aplicable a otros campos ?.... la sociedad, la política, la historia, la cultura, el desarrollo
.

Siglos o años repitiéndonos lo mismo ha forjado un sedimento difícil de revertir. O es la hora de iniciar la pequeña batalla desde nuestros pequeños espacios, nuestros pequeños cosmos.

4 comentarios:

Jorge Salinas dijo...

Le invito a visitar
http://losmartes.blogspot.com/2005/11/el-mito-de-la-caverna-en-platn-y-su.html
Atentamente
Jorge Salinas

luniavera dijo...

Hola hermano,
Aprovecharé este espacio para contarte, con respecto al efecto Pigmalión, una anécdota que me pasó hace poco con un alumno en Princeton.
En su quiz anterior sacó 50, despúes de darle tareas y ejercicios extras, en el último quiz me sacó 90. No sabes lo gratificante que se ve a este "Galateo" cuando vio su quiz con 90.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo, nosotros somos, lo que quieres ser, y lo que los demas quieren ver de ti.
luz dary