20 de diciembre de 2008

Teletón: entre la caridad y el cálculo


Alan García se ha convertido, inusitadamente, en el abanderado de las causas caritativas y filantrópicas. Él mismo encabezará la Teletón por los Niños de San Juan de Dios.

Encabezar una obra caritativa ¿es una función de Estado? ¿Se trata de una actividad programada en la agenda gubernamental? ¿Es parte de un proyecto de desarrollo nacional? O acaso es "show mediático" con apariencia de caridad. ¿O es que la popularidad presidencial es un bien estimadísimo por el "Mal Menor"?

García, que duda cabe, es un megalómano. Es un político ávido de aceptación. Formado fundamentalmente como orador, el Presidente del "Cambio Responsable" es de los viejos políticos que se definen por el "olor a multitud" más que el servicio público y la función de estadista. Así es. La Teletón es una obra caritativa loable; pero el cálculo es el eje que dinamiza la acción de García.

En fin. Navidad con show del voluminoso "Papa Noel" García Pérez. ¡Qué desgracia!

No hay comentarios.: