30 de octubre de 2008

Periodistas ofendidos doblemente junto a oscuro Presidente Regional

El presidente regional de Puno, Hernán Fuentes, tuvo expresiones agraviantes contra el periodismo puneño. Calificó de corruptos y chantajistas a los hombres de prensa del altiplano. Luego, el Colegio de Periodistas organizó una movilización en desagravio. Más tarde, en el portal del diario Los Andes, los comentarios libres de los cibernautas resultaron más que preocupantes: los periodistas fueron por lana y salieron trasquilados, fueron calificados de "muertos de hambre", "coimeros" e incluso no faltó quien mencionó nombres de reputados periodistas prácticos que practican el supuesto chantaje como modus operandi.

Pero el tema, da para más y para bastante. Confirma el caciquismo autoritario del pintoresco Hernán Fuentes dentro de Puno. Y nos invita a recordar y nunca olvidar que su triunfo electoral le debe mucho al ejercicio libertino de expresión en su ya emblemática radio Perú de Juliaca. Donde incluso azuzó a la población de Ilave para que ajusticie al alcalde Fernando Robles en 2004.
Lo de los periodistas es asunto delicado. Soy periodista, nunca se me ha ocurrido chantajear a alguien, pero doy fe por testimonio propio que yo sí fui presionado por periodistas chantajistas cuando, en 1994, ejercía la función de Jefe de Relaciones Públicas de la UNA. Claro, no cedí y me costó ser insultado en radio Unión de Puno.

Sé de denuncias sobre chantaje que pesan sobre muchos periodistas que he conocido en Puno y Arequipa. Sé además que tratándose de una profesión pobremente constituida, y modesta en términos económicos, muchos periodistas y seudo periodistas ofrecen sus "servicios" de "mejora de la imagen" a funcionarios y autoridades. Y me consta por observación directa el modus operandi del chantaje a políticos y autoridades.

Sinceramente, me siento orgulloso de ser periodista. Pero no me siento identificado plenamente con el gremio, prefiero marcar distancia. Supongo que lo mismo le debe pasar a algún abogado honesto que ve diariamente en los medios el modus operandi de Nakasaki.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

hola Elizabeth, como estas soy un ex amigo, Wilson bueno voy mas de 16 horas en el internet todos los días y encontre un blog construido de tu parte y bueno, pense haber si logras agregar un correo mio al MSN de Hotmail woodrow22_1@hotmail.com y si tienes cuenta en skype me lo comentas estaré al tanto de cualquier información que me proporsiones, suerte y exitos.
hasta pronto.

Anónimo dijo...

Hola profesor, ahora casi colega. La situacion de los periodistas y su modo de operar en nuestra region de Puno, es muy bien describida por usted; pero la situacion cambia cuando estos seudo periodistas chantajean a las autoridades , Jefes de imagen de municipios, y algunos gerencias quienes, tambien, se dejan chantajear, pues piensan que si sueltan algo de dinero ya no seran molestados: Doblemente equivocados y corruptos los funcionarios ;y los periodistas como rata al queso se pegan y comparten la comida juntos(dinero, colecta economica): Es la situacion real. No puedo generalizar que los no titulados, colegiados o empiricos son chantajistas; pero en mi poco ejercicio periodistico he visto de cerca este problema. Pero la corrupcion empieza desde que, la mayoria de las instituciones que hacen u organizan x actividad ( conferencia de prensa), mal acostumbran a preparar comida, cena, saltañas, fiestas , etc. Esto debe cambiar, los jovenes periodistas (comunicadores sociales), debemos tomar los medios e imponer la hermosa teoria de la deontologia en la difusion de la informacion. Aunque la sacrificada profesion (derecho de expresion), este ya por los suelos.

Hugo Supo dijo...

Hay corruptos y corruptores, eso hay que tenerlo claro. Mas que participar en la marcha, yo fui a entrevistar a Fuentes, a pedirle nombres de esos corruptos, chantajistas, y extorsionadores. La respuesta hasta hoy es el silencio. No me ofende que el presidente diga que hay corruptos, me molesta que el diga que todos lo somos.

Eland Vera dijo...

Así es, corruptos y corruptores, el pan de cada día. Parte de lo que somos. Por eso el PERIODISMO con mayúsculas y los verdaderos periodistas, terminan siendo paladines de causas que no tendrían porque serlas.
VIVA EL PERIODISMO DE INVESTIGACION. El que punza, el que arremete contra la gangrena.