18 de febrero de 2008

Dato macabro en la última encuesta de la Universidad de Lima

Según la más reciente encuesta del Grupo de Opinión Pública de la Universidad de Lima (aplicada en Lima y Callao, entre el 9 y 10 de febrero) el 51.4% de los encuestados en los niveles socioeconómicos D y E "simpatizan con el fujimorismo" y el 61% de esos mismos niveles "aprueban los 10 años de gestión presidencial de Alberto Fujimori".

Pero más espeluznante es la línea creciente que experimenta la simpatía al fujimorismo entre todos los niveles socioeconómicos. En 2003 sólo el 29% simpatizaba con eso llamado fujimorismo, para el 2005 creció a 31.4%, en el 2007 trepó a 35.7% y ahora está en 38.5%.

El mayor rechazo al fujimorismo sólo se encuentra entre los niveles A y B: el 77.7%.

Obviamente, esa es la fotografía "limeña" del respaldo al fujimorismo. En provincias -en el Perú profundo- las cosas suelen discurrir con otra lógica. Pero siempre manteniendo la continuidad histórica de la búsqueda de "salvadores": hombres providenciales y autoritarios, mesías desquiciados llamados a salvar a la patria.

3 comentarios:

Raulín Raulón... dijo...

Lo que digo es sin una pizca de fujimorismo, que eso quede claro. Yo, ni moro ni cristiano:

La otra opción es el agua tibia, eso que los capitalismo conocemos como concertadores, y que ellos conocen como mistis habladores, acostumbrados a pregonar y pregonar, similares a sus alcaldes mistis, a sus curas, a todas esas bazofias humanas.

¿Se puede exigir a un hombre económicamente sin DDHH pensar en los DDHH de extraños? ¿Exigir que aprendan la cultura de paz de aquellos a quienes consideran descendientes de los padres de todos sus conflictos?

Muy difícil. Y lamentablemente, la creencia del mesías está inserta en toda clase peruana, no por nada somos un país latino y católico, hasta el momento.

Anónimo dijo...

Además con la colaboración de un canal del estado que no pasa el juicio que demuestra la brutalidad del gobierno contra el pueblo en una pollada.

Anónimo dijo...

reconocemos que el fujimorismo fue solido en su momento, no es de extrañarse que siga teniendo gente que lo apoya