24 de julio de 2006

Del asistencialismo al servilismo cínico: pobreza e imaginarios

La dificultad de acceso y/o carencia de recursos para satisfacer las necesidades básicas empuja a las personas a tener un bajo nivel y calidad de vida. A eso llamamos pobreza. Pero, principalmente, la pobreza es la consecuencia de la aplicación de un modelo económico y social de base histórica que genera sectores sociales excluidos de los beneficios que otorga el modelo. Por lo tanto, el resultado (los pobres) son personas que soportan día a día la injusticia del proceso. Lo lamentable viene cuando la vida social y personal es dañada cruelmente; es decir, surgen costumbres y estilos de relación irracionales, muchas veces más injustos que el mismo proceso. El asistencialismo es uno de ellos.

Al partir del prejuicio que el pobre es inferior, el Estado, la sociedad, organismos de apoyo y los sectores favorecidos por el modelo, montan un sistema o un conjunto de acciones orientados a ofrecer “ayuda”, “colaboración”. Si la ayuda fuese la identificación, formación y fortalecimiento de las capacidades o potencialidades de los pobres, iríamos por buen camino; sin embargo, si la “ayuda” es entregar dádivas al que estira la mano, estamos ante un cuadro de adormecimiento y embrutecimiento planificado y consciente. Y por supuesto, moralmente imperdonable para quienes lo practican (de ambos lados).

La práctica asistencialista impuesta por funcionarios, profesionales o dirigentes paternalistas en departamentos pobres como Puno, Cusco, Ayacucho o Huancavelica ha corroído el tejido social, pero principalmente el vínculo humano. Se ha logrado establecer una relación perversa de infantilización de algunos grupos humanos que, más de una vez, se convierten en bolsones de siervos domesticados utilizados políticamente en las campañas políticas o en cualquier otra faena de la vida pública.

Surge así un fenómeno colateral e igual de perjudicial: el neo-servilismo. Personas con baja autoestima que se someten o adhieren a la autoridad de otras personas supuestamente superiores, ya sea por la condición de dirigente, de funcionario público, profesión, posesión de bienes, riqueza, procedencia, sexo o color de la piel. El objetivo, por parte del siervo, recibir la dádiva; por el lado del señor, mantener el poder.

En ese desorden de cosas, se llega a mezclas inusuales y curiosas, combinación de complicidad y rebeldía, dobleces de personalidad. Rebeldes con alma de siervo que se levantan en contra de algo, pero que aguardan la llegada de otro señor. Mansos rastreros que esperan el momento para acometer y obtener rápidos y jugosos beneficios. Quizás, optimistamente, estos son mutaciones para llegar a algo superior o tal vez son peores, por destructivos y nefastos en el largo proceso para construir puentes de escape a la nauseante situación actual.

Un panorama de semejante incertidumbre es un desafío diario a las fuerzas morales de la sociedad regional, exige el compromiso permanente por construir desde las pequeñas relaciones (en la familia, el barrio, el trabajo, la asociación) nuevas relaciones; más allá de conciencias serviles, asistencialistas o falsamente rebeldes. De ese modo, dejaremos de lamentarnos menos por nuestras desacertadas decisiones.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Profe.

Hace una par de años, una de las comunidades en el Distrtio de Asillo, fué excluido de un proceso de ayuda social interpuesta por elGobierno de Toledo. Cuando todos los pobladores deberían de estar alegres, por que su Comunidad ya no era cosiderado pobre, sucedió locontrario. el presidente de laComuidad fué cuestiobnado y destituidopor que permitió que lacomunidad nosiga siendo considerado detro del rubro "extrema pobreza".

Aún más, existen intelectuales representantes de organismos del estado y de instituciones religiosas que aún mantienen términos por los cuales las personas deben ser consideradas del "tercer mundo", "extrema pobreza" o corrientes polítricas e ideológicas como "opción por los pobres".. Por qué.

Tambien es considerado como una medio de subsistencia. Es decir, si existen pobres entonces puedo vivir tranquilo, por que "yo" los represento y hago proyectos para ayudarlos.

A ese "yo", le interesa que sigan habiendo pobres y asistencialismo. Por que así, ese "intelectual" podra representarlo, defenderlo y atenderlo para que en algun momento pueda recibir a cambio su respaldo, su sonrisa y voto si fuese necesario.

Eland Vera dijo...

Gracias por comentario tan significativo y valioso.

david897 dijo...

Compromiso Social. "La pobreza".

Mi blog en el google, escriba david897 y busque mi nombre. David Maturana Céspedes.
Compromiso social. “La pobreza.”
El concepto pobreza es variable, generalmente la pobreza es entendida como una situación de insatisfacción de ciertas necesidades básicas y de carencia de oportunidades y de igualdad. La pobreza es mucho más compleja que la falta de dinero para adquirir alimentos, incluye también elementos de carácter subjetivo que condicionan también su integración social.
Sin duda que la pobreza nos debe mover como sociedad a lograr mejorar las condiciones de vida de muchos, entregando mejores servicios en salud, educación, vivienda, participación, protección y seguridad social. Tampoco se pueden dejar de mencionar los aspectos subjetivos y psicosociales involucrados, estos se vinculan con situaciones de baja autovaloración, sentimiento de inseguridad e incertidumbre, desesperanza, pérdida de voluntad etc. Situaciones que se deben considerar en un programa de intervención.
La protección social debe tener un enfoque multidimensional aplicado en las estrategias de solución, que integre aspectos económicos, sociales, y culturales a fin de capacitarles para que puedan aprovechar las oportunidades de desarrollo que se han abierto durante estos últimos años.
Prevenir, mitigar o superar los factores que influyen en la reproducción de la pobreza, implica promover cambios en diversos niveles de la estructura socio-económica y políticas que apliquen programas de intervención social tanto pública como privada.
Mejorar la educación, entregar capacitación laboral, habilitar talleres de manualidades, soldaduras, artesanías, construcción y entregar educación superior en la comuna, además desarrollar un proyecto educativo comunal que incentive el emprendimiento y no sólo formar personas dependientes de un empleo.
Debemos recuperar la confianza para que volvamos a recibir dinero del Estado y de Organizaciones Gubernamentales, en general el país debe mejorar en la lucha contra la corrupción, la que perjudica los programa de intervención en contra de la pobreza, casos como el desvió de dinero para empleos fueron a parar a campañas políticas, está el caso de Chile deportes, todo ese dinero está perdido, sin que nadie lo pueda hacer recuperar, esta claro que un gobierno nacional y local que muestre niveles enormes de pobreza en su gestión y administración, difícilmente podrá intervenir eficientemente en contra de este mal social.
En cuanto a la pobreza urbana local es responsabilidad del municipio hacer un plan regulador, a fin de establecer un ordenamiento del crecimiento urbano y que este considere buen acceso a la locomoción pública, habilite espacios deportivos, espacios de esparcimientos como parques y zonas de juego, iluminación adecuada, pavimentación, aseo, numerar las casas, los pasajes, las poblaciones, saneamiento de aguas servidas. Muchas veces, los municipios no cuentan con equipos técnicos y profesionales necesarios para cumplir con las funciones complejas que deben ser encaradas, pero menos se avanza cuando se contratan operadores políticos en cargos técnicos de diversa complejidad.
Con estas acciones se podrá superar la actual pobreza del ordenamiento urbano que afecta la calidad de vida de sus habitantes, para esto se necesita que se tomen en cuenta las demandas de los involucrados directamente a fin de elaborar un programa de mejoramiento barrial, poblacional y que el conjunto de acciones ayude a superar la pobreza en general.

Publicado por blog david897 en 15:46
martes 8 de enero de 2008
Reflexión Salas Cunas.

REFLEXIÓN SOBRE LAS SALAS CUNAS
El amor de una madre es irremplazable, no obstante en la vida moderna se necesita dinero para sobre vivir y desde esa perspectiva se podría hablar de justicia y equidad.
Las salas cunas, los jardines y la educación parvularia inician al niño(a) en una etapa de desvinculación de su familia, la que por los abatares de la vida, algunos hogares han dejado poco a poco su responsabilidad formativa en las instituciones escolares.
Tanto las salas cunas como jardines y la educación parvularia expresan y manifestan el amor genuino, pero las instituciones escolares por su naturaleza, no siempre pueden extender esos contactos afectivos, esto porque a medida que van creciendo los niños(as) se van independizando y comprendiendo hasta donde los maestros le pueden instruir, comprende la convivencia, los roles de cada cual y toda vez que crecen se trasforman en esa convivencia y en esos ambientes, así va surgiendo una determinada forma de ser del niño o niña congruente a como convivan con nosotros.
Los colegios necesitamos el apoyo de la familia, porque es complemento fundamental en el proceso de transformación de ese ser humano bebe, infante, adolescente y joven, cuantas experiencias ocurren en este proceso de desarrollo y crecimiento, proceso influido por las condiciones de ambiente entregado por la familia y por el colegio.
Las salas cunas sólo mirado como una forma de entregar disponibilidad de mano de obra por parte de la mujer, sin considerar el valor y la dignidad del trabajo que realiza, especialmente si este es manual y temporero, es una mirada sesgada que no contribuye a la equidad social, más cuando tenemos evidencia que la persona gana unos $5.000 pesos al día y en algunos casos no se le pagan las imposiciones, esa realidad es dolorosa, solo hacen algunos años a tras por presión internacional en las faenas agrícolas se instalaron baños y pusieron comedores o al menos sombra, para que las personas se sirvieran su colación.
Tenemos que seguir avanzando, esperamos que el estado entregue una jubilación a las madres y por cada hijo nacido y criado tenga también un valor adicional, con esto se hace justicia a la mujer madre y noble, una medida como esta es una intervención al modelo económico, ya que el mercado por si sólo no se preocupa de las desigualdades sociales.
Con estas políticas sociales reconocemos las circunstancias deficitarias del otro y la fuerza de la propia para ayudar a construir una sociedad más justa, la fuerza propia para tener la conciencia que en la liberación del dolor esta el amor y la posibilidad de construir una patria que sea la madre de todos, en donde nadie sobre.


Publicado por david897 en 12:59