12 de agosto de 2005

QUÉ ES EL PERIODISMO?: "APROXIMACIÓN A LA IDEA DE PERIODISMO"

(Por Pepe Eliaschev) Un oficio, eso es: un conjunto de técnicas que
requieren de conocimientos políticos, económicos, culturales, puestos al
servicio de una misión prioritaria. Ese objetivo es encolumnar de manera
coherente y atractiva un conjunto de episodios sobre cuya existencia no
caben dudas. Recortar, además, su espacio de despliegue, puntualizar
los aspectos que le dan entidad propia, iluminar las coordenadas
convencionales y satisfacerlas. En otras palabras: responder al interrogante de
por qué relatamos algo que denominamos noticia, qué sucedió para que
aconteciera, qué implicancias tiene, quiénes participaron de ese hecho y
en qué momento se produjo.

Esto no responde, empero, a nuestra angustia principal: ¿por qué
llamamos importante a lo importante? La ponderación cualitativa de los hechos
es el punto cardinal del abordaje periodístico: allí valoramos,
calificamos, priorizamos y también subordinamos. Podemos guiarnos por algún
criterio a mi modo de ver válido: la capacidad del episodio para gravitar
sobre las vidas de los seres humanos, su potencial de novedad, sus
alcances fehacientes.

Hacemos un esfuerzo: disectamos, o desagregamos, aquello que puede ser
denominado el conjunto de factores presentes en el hecho informativo.
Siempre elegiremos subjetivamente primeros planos y sombríos niveles
descendentes, pero debemos obligarnos a adversar nuestras propias
limitaciones ideológicas, incluyendo miradas y razonamientos ajenos a nuestro
ángulo.

El periodismo es, en esta mirada, un trabajo de crónica y
re-apoderamiento para quien lo consume, o se sirve de él, con la noción de que su
frecuentación integra la experiencia cotidiana. No puedo no opinar,
claro, pero debería tener cuidado de advertir a los demás cuando lo hago,
aunque es vano el intento de presumir una esterilización acabada de los
trabajos periodísticos: siempre habrá una maledicencia, una sutil
descalificación, un avieso sobre dimensionamiento.

La actividad periodística exige saberes ostensibles en quien se le
anime, y sobre todo un ángulo de ejercicio donde no falte el manejo sólido
de los datos claves del mundo global, lenguas, viajes, culturas.

Es, también, un espinoso entramado de arbitrajes complejos: anunciantes
publicitarios, exigencias empresarias, control gubernamental, presión
política, dogmas confesionales, soberbia judicial, no hay manera de
evitar que el periodismo se ejerza inmune a las tentaciones manipulativas
de quienes pueden sentirse afectados o necesitados de los productos de
la comunicación.

El periodismo debería ejercerse como parte de un minucioso intento por
respetar la soberanía del lector, del oyente, del televidente, un
pundonoroso ejercicio de serenidad, prudencia y ancha cobertura del siempre
vasto mundo de los interrogantes. Requiere también sencillez y
frugalidad emocional: no cambia el mundo ni altera la vida, no es una religión,
ni tampoco una ciencia. Es un oficio digno, necesario y, en algunos
casos, apasionante.

::: PEPE ELIASCHEV ES PERIODISTA.

No hay comentarios.: